Hasta siempre, coworking…

By 2 octubre, 2017 coSfera No Comments

Un octubre soleado coSfera nacía como una excusa para conectar con personas que estaban haciendo cosas interesantes, primero en Córdoba, sin perder de vista el mundo.

Durante estos años hemos estado probando y experimentando, para hacer que cosfera creciera y se hiciera mayor. Eso incluyó impulsar el ecosistema emprendedor, trabajar en innovación, educación, startups… pero, sobre todo, ser pioneros en desarrollar el coworking en España, abrir coSfera 2.0 en el centro y en otra ciudad, un sector alrededor del cual intentamos crear un negocio “diferente”.

Más de trescientos coworkers, 70 proyectos, 200 eventos, 3000 personas, multitud de partners y varios miles de litros de café y cervezas después… la realidad es que la coSfera de 2017 ha evolucionado mucho de formas diversas y nos sentimos muy orgullosos de todo lo vivido, con vosotros.

Después de este recorrido, el espacio de coworking cerrará definitivamente en Octubre. La explicación corta es que no hemos encontrado un modelo de coworking que rentabilizase la energía y dedicación invertidas.

Ahora no es el momento de hacer un post-mortem con más detalle, nos encantará compartirlo cuando podamos hacer un análisis con la cabeza más fría: no se fracasa, se aprende, pero no deja de ser difícil.

En cualquier caso, seguimos creyendo en las ventajas de este modelo de trabajo, de tal forma que los fundadores continuaremos trabajando desde un espacio de coworking, aunque esta vez sólo como coworkers.

Además, nuestra vinculación con una comunidad que ha madurado durante los últimos años es irrenunciable, es parte de lo que somos como personas y como profesionales. Y nos entusiasma ver cómo otros líderes de la comunidad han tomado el relevo de algo que comenzamos hace mucho tiempo y en lo que hemos puesto tanta energía. Es impagable.

Echando la vista atrás, nos gustaría pensar que el espacio de coworking coSfera ha generado un impacto real en Córdoba, nosotros lo sentimos así, y esperamos volver a encontrarnos pronto más allá del coworking.

Gracias, por todo, por siempre.