El palabro de la semana: Startup

By 18 junio, 2013 coSfera No Comments
Startups

http://en.wikipedia.org/wiki/Startup_company
Esta tercera semana del #palabrodelasemana voy a pasar olímpicamente de lo que hemos dicho en el grupo de Facebook de coSfera y vamos a hablar de qué entendemos nosotros por startup, en lugar de desarrollar el concepto de Lean Startup (que le tocará la semana que viene), por una cuestión de corrección semántica. Así pues, vamos allá y que Dios nos pille confesados.
Sin lugar a dudas, en los que tiempos que corren, emprender mola, y las startups molan todavía más. Hoy día dos de las definiciones de startups más comúnmente aceptadas vienen de la mano de dos gurús como Steve Blank  (aquí la bio en Wikipedia)  y Eric Ries (aquí la bio en Wikipedia), cuyo enfoque se basa precisamente en el ámbito profesionales en que cada cual se ha especializado

Para Steve Blank (extractado del blog de Francisco Palao, gracias) , “una startup es una organización temporal en búsqueda de un modelo de negocio escalable y replicable”. La definición es concisa pero cargada de contenido, cada palabra tiene un profundo significado que nos hará comprender muy bien lo que realmente es una startup:

  • “organización temporal”: Una startup solamente lo es durante un tiempo determinado. Pasado este tiempo se convierte en una compañía sostenible o finalmente muere.
  • “en búsqueda de un modelo de negocio”: Una startup inicialmente no sabe cuál es su modelo de negocio. ¿Por qué? Porque normalmente se crean basadas en productos o mercados no existentes hasta la fecha, en un entorno de alta innovación e incertidumbre, donde todavía es necesario descubrir cómo hacer negocio de un modo sostenible.
  • “modelo de negocio escalable y replicable”: Cualquier tipo de negocio no puede ser una startup. Es necesario que sea fácilmente escalable, en cuanto a su tamaño, y replicable, para llevar este modelo de negocio a otros mercados (geográficos, sectoriales, etc.).

Sin embargo, para Eric Ries “una startup es una institución humana diseñada para crear un nuevo producto o servicio bajo condiciones de extrema incertidumbre”. Esta definición centra toda la carga en las características principales de un entorno de innovación: diseño e incertidumbre, tanto en términos de mercado como de modelo y resultados.

A partir de estas dos definiciones, hemos montado una definición de startup que entendemos y compartimos:

Uns startup es una organización temporal orientada a la búsqueda de un modelo de negocio escalable y replicable en condiciones de extrema incertidumbre.

Con esta definición en mente vamos a explorar algunas ideas:

  • El objetivo de una startup es aprender. Por supuesto que si lo que buscas es un modelo de negocio escalable y replicable, tienes en mente obtener beneficio económico, social o de cualquier otro tipo. Sin embargo, hasta que lo encuentres y construyas una empresa, tu objetivo es aprender.
  • Una startup NO es una empresa. Que sí, que long-life-learning y departamento de innovación… pero si Google y Facebook no son ya consideradas startups y, sin embargo, sí que permiten y alientan espacios para el desarrollo de startups tanto dentro de sus compañías como en los ecosistemas en los que se implantan, es porque la búsqueda de nuevos modelos de negocio es altamente incompatible con la explotación de modelos de negocio ya probados (es curiosa la entrada Fin de la startup en Wikipedia, no dejes de leerla)
  • Cualquier empresa tecnológica no es una startup, todas las startups no son tecnológicas. Para las primeras,  porque no todas las empresas tecnológicas buscan un modelo de negocio escalable y replicable, mientras que para las segundas existen modelos de negocio escalables y replicables también en entornos de innovación social o biotecnológica que tienen un componente tecnológico alto, pero que no están basados en la solución a un problema tecnológico
  • Ser escalable significa crecer de forma exponencial, pero hasta el crecimiento exponencial puede ser muy exponencial o poco exponencial. Es decir, que tu modelo sea escalable y replicable no significa que para mañana tengas que sobrepasar el millón de euros de facturación. Obviamente habrá nichos y sectores en los que puedas crecer increíblemente rápido (la expresión es crecimiento en palo de hockey), y otros en los que no. No obstante, incluso aunque una startup esté pensando en el medio plazo, la obsesión por la escalabilidad y replicabilidad debe seguir ahí, porque si no lo que estás construyendo es una empresa artesanal, y eso no es ni bueno ni malo, pero sí es diferente. Ash Maurya exploró varias curvas de crecimiento en un artículo de su blog titulado The Simple Shapes of Startups.

Com conclusión, una startup es una forma de organización nueva, con criterios de gestión nuevos y con unos objetivos marcados por el aprendizaje y la innovación.

Eperamos vuestros comentarios y hasta la próxima semana!