El impacto de los espacios de coworking en la economía local

Home / coSfera / El impacto de los espacios de coworking en la economía local

Este artículo se basa en The impact of coworking spaces on the local economy que aparece en DeskMag en inglés, aunque con aportaciones propias.

Todavía algunos ven los espacios de coworking como un nicho peculiar en lugar de la forma es que será el futuro del trabajo. Es difícil de creer para los que amamos el coworking, pero también es importante recordarlo mientras nuestras comunidades crecen. Aún cuando es verdad que el coworking no es para todo el mundo, y ciertamente no funciona para todas las industrias – aún necesitamos fruterías y fontaneros – el coworking ofrece tanto un modelo como una plataforma para crear mejores comunidades  a largo plazo.

La mayoría de la gente puede imaginarse el aspecto de una oficina compartida. Es más complicado entender los beneficios económicos de participar en este tipo de espacios hasta que los experimentas de primera mano. Si aún no has tomado la decisión de unirte a un espacio de coworking con una gran comunidad, aquí tienes una relación de impactos positivos sobre los que pensar.

Los espacios de coworking mantienen el talento en la ciudad

Los espacios de coworking son “edificios de oficinas” para aquellos que tienen el talento (y las narices) de crear su propio trabajo en una economía decadente. Sin el coworking, muchos en ciudades pequeñas se ven obligados a trasladarse cada día o mudarse con sus familias a ciudades más grandes con mayores opoturnidades. El coworking les ayuda a quedarse en la ciudad, dejando su dinero, talento y entusiasmo para ser usado en la economía local.

El coworking apoya los pequeños negocios.

No dejes que las megacorporaciones te atonten: no crean empleo. Emplean gente únicamente porque es necesario para la creación y distribución de sus productos y servicios, no porque quieran revitalizar la ciudad. Las pequeñas y medianas empresas son la sangre de la economía local. Viven y trabajan y compran localmente, y les importa un carajo la vida personal de sus empleados. La mayoría de los puestos de coworking los ocupan pequeñas empresas. Puede ser un escritor freelance que acaba de montar una empresa o un par de tipos que han decidido crear su propia empresa de diseño. Sea como sea, estos negocios están reduciendo la tasa de desempleo mientras que compañías multimillonarias despiden empleados. Unirte a un espacio de coworking con una comunidad vibrante significa para estos minúsculos negocios tendrán un lugar seguro para crecer y aprender de miembros del espacio con más experiencia. ¿Cuando fue la última vez que viste a El Corte Inglés compartir sus secretos de mercado con la nueva tienda de la esquina?

El coworking crea una red de consumo colaborativo

La búsqueda de lo más grande, más rápido, mejor ha jodido nuestra economía. Mucha gente está cansada de preocuparse por la marca de sus pantalones y simplemente quiere mantener a su familia. El consumo colaborativo significa retuilizar, criar, alquilar, trocar y crear en lugar de comprar. Pero la economía del compartir necesita de una red de amigos, gente de confianza que la haga funcionar. Como la gente que trabaja justo a tu lado en tu espacio de coworking. Sí, el coworking te permite compartir tu experiencia profesional y tu red con profesionales con éxito. Y eso mismo puedes hacerlo una vez al mes en un evento. Lo que hace único al coworking es el compartir que tiene lugar a un nivel personal, tanto compartiendo una comida o un viaje a una conferencia en otra ciudad. Cuando una comunidad está conectada y abierta a compartir, la gente ahorra dinero, aprende nuevas habilidades, y reduce su impacto ambiental. Nuevas ideas emergen, los problemas se resuelven de formas creativas, y la comunidad en su conjunto recoge toda la cosecha de una comunidad de profesionales libres felices.

Recommended Posts
Showing 3 comments
pingbacks / trackbacks
Contacta con nosotros

Si quieres, mandanos un email y te contestaremos tan pronto como sea posible.