Aitor Alirangues

Aitor Alirangues, nos cuenta cómo ha vivido su experiencia trabajando en coSfera durante 6 meses. Por nuestra parte, ha sido un placer contar con su presencia, compañía, conversación y su inestimable trabajo. Por supuesto, esperamos que muy pronto pueda estar de nuevo en coSfera para vivir otros 143 más (o los que quiera). Os dejamos con su post:

CIENTO CUARENTA Y TRES, son las tazas de café que, a lo largo de seis meses, habré tomado en coSfera. Y me las he tomado con superhéroes llamados autónomos, disidentes de regímenes totalitarios, ex representantes de poderosas petroleras y presidentes de banco, pero siempre, con gente interesante, porque el café, con azúcar se endulza y por la compañía se disfruta.

Con cada taza, una conversación y con cada conversación, una oportunidad o una master class. No sé quién me dijo, cuando pregunté por CoSfera, que se trataba de un espacio de coworking, y el concepto “coworking”, en sí, lo conocía, pero no lo tenía muy claro, y es que, con cierta frecuencia, usamos las palabras, pero no sabemos lo que significan, recuerden aquello de cuando le preguntaron a Unamuno “¿Cree usted que existe Dios?” a lo que contestó “Dígame usted qué entiende por creer, por existir y por Dios y le contesto” Pues eso, que decir que, en coSfera, encontrarás un espacio de coworking, es reducir torpemente una idea compleja a una sola palabra de la que quizá, muchos, no conozcan su significado. Para mí, desde mi experiencia, coSfera es un lugar donde se reunían personas interesantes, aventureros e ilustrados, donde extrañas preguntas tenían respuesta y donde se había formado una comunidad, de respeto mutuo, curiosidad, inquietud y conocimiento colectivo. Una comunidad compuesta por tecnólogos, arquitectos, creativos, editores, grafistas, community managers, ingenieros, comerciales, copywriters, auditores, consultores, exportadores, blogueros, financieros… Eso solo atendiendo a sus disciplinas, pues atendiendo a nacionalidades, gentes de Cuba, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Polonia, Colombia, incluso de Linares, han habitado o habitan este espacio, generando corrientes de ideas y perspectivas que, algunas veces, culminan en proyectos comunes.

“Para mí, desde mi experiencia, coSfera es un lugar donde se reunían personas interesantes, aventureros e ilustrados, donde extrañas preguntas tenían respuesta y donde se había formado una comunidad, de respeto mutuo, curiosidad, inquietud y conocimiento colectivo.”

En coSfera es donde he dejado de trabajar en local, para trabajar en las nubes, donde he pasado de Windows a Ubuntu, donde he aprendido que moverse, de evento en evento, es importante, que molan y hay mil. He oído mil conceptos, mil modelos de negocio y mil ideas más, me ha picado un gusanillo muy innovador y he descubierto, que ahora mismo, mientras estoy escribiendo, hay alguien, en algún lugar, desarrollando un modesto proyecto que se hará muy grande. Cosfera ha sido un placer condimentado por muchas personas distintas, coSfera ha sido un lugar genial. Un abrazo a todos y os deseo lo mejor.

Atentamente y con cariño: Aitor Enrique Alirangues Medina

PD: Escalable.

¡Muchas gracias, Aitor! 

Una gran experiencia que te hayas incorporado a la familia cosférica. Ha sido un placer compartir contigo tan buenos momentos de coworking y hasta de convivencia valenciana. ¡Nos vemos pronto!